dijous, 4 de febrer de 2010

Crítiques del mes de febrer

Totes aquestes crítiques apareixeran el mes que ve a la revista Go Mag. Cal dir que realment no m'ha agradat cap dels tres discos. Tot i que el de Lucky Elephants i el de The Black Box Revelations encara es salven...

Downpilot
The Kind Of Sine

Americana. Paul Hiraga, alma mater de Downpilot, y responsable, en buena parte, del carácter del grupo, demuestra ser especialmente minucioso con todo aquello que implica la autoproducción de un disco. Movió fichas a su antojo para crear el disco que él quería. El que mejor reflejaba, a imagen y semejanza, aquello que le gusta, la música que ha escuchado siempre. Por eso lo grabó en su home estudio, prescindiendo de manos ajenas que pudieran haber influido en el resultado final de su tercer disco de estudio. “The Kind Of Shine” es un disco relajado y intimista, que encuentra su sitio en las bases dictadas por la Americana y el Sunshine-Pop de toda la vida, y al que Hiraga le tiene tanta devoción. Este crossover tiene como resultado un producto donde el predominio de instrumentos como el banjo y la steel-guitar son especialmente relevantes para poner de manifiesto esa predilección por el sonido buscado y que él pretende que sea tan encasillado. Bajo el punto de vista de un servidor, “The Kind Of Shine” es un disco que no aporta ningún valor añadido especial, ni excesivamente relevante. Sin embargo hay que reconocer que va a gustar a los que coleccionen discos de Jayhawks y Walkabouts, porque Paul tiene una forma muy especial de hacer las cosas. Arnau Sabaté

Lucky Elephant Starsign Trampolin

Experimenta-pop. Aunque con un poco de retraso, llega a nuestras manos el disco debut de ésta, más o menos, desapercebida banda inglesa, dueña de un sonido poco heredero de la típica influencia británica, aunque mucho más enfocada a sentar las bases del pop de nueva ola en el Reino Unido. Un estilo que actualmente tiene la sede en el continente norteamericano, por el montón de bandas innovadoras que sorprenden desde allí. Lucky Elephant no tienen una influencia especialmente destacable que les encasille dentro de ninguna escena. Por esa razón, su música tiene un caracter propio curioso que le concede un especial toque de gracia por el cual les hemos pillado cierto cariño. Sobretodo por “Lucky Elephan”, la pieza instro-cinematográfica que abre paso a un popurrí estilístico ámplio donde tienen cabida géneros que poco tienen que ver entre sí. “Edgar”, en segundo lugar, quizás se establece como el hit del disco por esos punteados tropicales que reiteradamente son utilizados como recurso habitual por los grupos de nueva ola. A partir de entonces el disco toma un aire melancólico que cruza misticismo en la pieza electrónica del disco, bautizada como “Modern Light Changing People”, con cierto regusto indietrónico. El resto del disco fluye sin pena ni gloria, igual de irregular y sin una línea estética aparente, aunque resulton. Arnau Sabaté




The Black Box Revelation Silver Threats

Blues-Rock. Es fácil pillarle cariño a The Black Box Revelation si de joven has escuchando rocanroleces de la talla de Buckcherry, Hellacopters o The Backyard Babies, porqué seguramente éstas son las bandas con las que más rapidamente estableces afinidades. Después de la segunda escucha, descubres que el disco tiene ese toque blusero que al rock’n’roll de chico malo del instituto le gusta tanto (Escúchese “Run Wild” como máximo respresentante de este argumento). Aunque también te das cuenta que el disco contiene hits menos agresivos y con un corte mucho más intimista que roza la épica cuando escuchas “Our Time Has Changed For Years Now” y te imaginas una sudada muchedumbre coreando emocionados los dotes líricos del cantante que tanto valoran. Con una producción que apunta, en algunos momentos, al Lo-Fi, The Black Box Revelation se disponen a trabajar tal como lo hicieron el referente en formato duo de rock’n’roll contemporáneo, The White Stripes. Con una formación igual de reducida que ellos, estos Belgas convinan agresividad, visión poco ortodoxa y un cierto gusto hacia lo experimental. Deliberando finalmente, después de varias escuchas, uno puede llegar a la conclusión que éste no va a ser, sin ninguna duda, el disco del año. Arnau Sabaté